El sedentarismo debilita al cerebro e incrementa el riesgo de demencia

Ya no es cuestión de salud física, sino de psíquica: una vida activa es necesaria para que la mente se mantenga "en forma" y así evitar problemas mentales futuros. 

Ya tenéis la explicación científica de por qué tenemos que activarnos y vivir de una manera menos pasiva. 

Compartir!